Mapa del sitio Portada Redacción Colabora Enlaces Buscador Correo
La insignia
9 de abril del 2005


El último concierto de Elvis*


Víctor Blanco Labra
La Insignia. México, abril del 2005.


Si buscas problemas... ¡mierda! (If you're looking for trouble... shit!)

Elvis se equivoca en el ensayo del show de su retorno, en 1968. (LP Elvis, the 68 come back Vol. 2), ensayos del 28 y 30 de junio de 1968.

1968. El rostro de Elvis Presley llena totalmente la pantalla de la televisión en sensacional close up. "Si buscas problemas, aquí los tendrás. Yo nunca busco bronca, pero nunca me rajo. Y no recibo órdenes de nadie." Presenciábamos el renacimiento del Rey del Rock'n Roll. Otra vez delgado y patilludo, vestido de cuero negro y más rebelde y rocanrolero que nunca. De nuevo vemos su sonrisa "de ladito"; otra vez toca la guitarra, tanto la eléctrica como la acústica. Otra vez se mueve.

Después de un popurrí de sus grandes hits, desemboca en Guitar Man y de ahí a Me duele (It Hurts Me). Al bailar muestra su destreza en el karate, combinando los pasos de rock con posiciones, patadas y golpes de tae kwon do, con los que se descuenta a dos que tres "malosos" para rescatar a una impresionante minifaldera rubia-platino.

Al final del show canta Si puedo soñar (If I Can Dream), preciosa canción que marca el nacimiento del nuevo estilo de Elvis. "Mientras el hombre tenga el valor de soñar, podrá redimir su alma, y volar" (As long as a man has the strenght to dream, be can redeem his soul and fly). Elvis canta con todo su sentimiento, rasgando la voz: "Debe brillar la luz en alguna parte, debe de haber paz y entendimiento en algún lado... si puedo soñar en un mundo mejor, donde mis hermanos caminen tomados de la mano... ¿por qué mis sueños no se vuelven realidad?"

1970. El escenario: el enorme Astrodome de Houston, Texas, lleno a reventar. Elvis canta en una plataforma rodante. Viste como un "Supermán karateca", con un traje entalladísimo azul cielo, con una bufanda de seda blanca y botas también blancas. Combina movimientos de karate con pasos de rock'n roll. Lo acompañan los Sweet Inspirations y el Cuarteto Stamp. Rocanrolea increíble sus rocks viejitos y estrena Kentucky Rain, en su nuevo estilo. ¡Le aplaudimos a rabiar!

1973. Ahora estamos en Las Vegas. El tema de Odisea 2001, Así hablaba Zaratustra nos pone la carne de gallina. El griterío nos indica que aquí está el Rey. Viste de rojo en el primer show y de negro en el segundo. Su metamorfosis es completa. Trajes brillantes abiertos del pecho. Pantalones anchos de abajo tipo "chinaco". Cinturón enorme. Botas. Cuellos elevados. Capa. ¡El Rey del Rock'n Roll! Combina el rock'n roll con sus nuevas canciones románticas de tipo música country y sus movimientos de karate. Nos emociona con No llores papi (Don't Cry Daddy) y My Boy; nos prende con Suspicious Mind y nos hace llorar con Trilogía Americana, elevando su show al paroxismo.

1973. Desde Hawai, vía satélite, la imagen de Elvis Presley, vestido de blanco-esenio, con collares de flores, rocanrolea ante millones de telespectadores, transmitido a prácticamente todo el mundo, en forma simultánea. Destacan sus versiones de My Way, Trilogía Americana, Zapatos de ante azul, El blues de la aplanadora y Me diste una montaña. Elvis bajó 14 kilos de pesos para ese show y luce mejor que nunca. Este show se convierte en un clásico del Rey. Odisea 2001 atruena el espacio.

1977 (junio 26). Elvis actúa (en Indianápolis) por última vez en su vida ante su público.

1977 (agosto 16). Muere Elvis Presley. Seguramente en el cielo se escucha Odisea 2001.

1977 octubre 3). Se transmite por televisión su último concierto (Elvis in concert). Un Elvis gordo y con la cara abotagada, luciendo un calendario azteca en el frente y espalda de su traje, actúa trabajosa, fatigosamente ante su público que, como siempre, atiborra el enorme estadio donde se presenta. Sus rocks antiguos alternan con sus canciones románticas de su nueva era. Su voz suena mejor que nunca (sobre todo en Hurts), pero su aspecto se e muy deteriorado. El sufrimiento le aflora por todos los poros. Apenas se mueve un poco mientras canta y ya no se puede agachar a repartir besos entre sus admiradoras de primera fila; sin embargo, provoca batallas campales al arrojarles sus clásicas mascadas con su autógrafo impreso. Tiene que tocar la guitarra acomodándosela de lado, pues le estorba su abultado vientre. Su voz suena maravillosa en My Way y una lágrima surca su rostro cuando canta Trilogía americana en la parte de la letra que dice que ya se va a morir. Su público le aplaude con adoración. Elvis sonríe y agradece muy emocionado.

Ahora sabemos, gracias al libro de Albert Goldman, que traía vendados los tobillos y las rodillas, porque se le podían romper si se hincaba, pues pesaba más de 100 kilos; que había ingerido muchísimas dexedrinas y que al verse en un espejo antes de salir al escenario y ver que estaba tan gordo y abotagado, lo rompió en mil pedazos con un golpe de karate.

En la televisión se le ve muy serio y nervioso antes de salir a escena, mientras escucha las primeras notas de Así hablaba Zaratustra. Echa la cabeza hacia atrás primero, luego la inclina y junta las manos para orar. Cierra los ojos mientras reza.

"Cuántos brazos te habrán abrazado desde que te dejé ir", canta Elvis sumamente emocionado, "Y cuántos, cuántos labios te habrán besado ya", obviamente dedicado a Priscilla. Sin embargo, en ese show presenta a Ginger Alden como su prometida: My fiancé.

Elvis se despide con un 'Til We Meet Again (Hasta que nos volvamos a ver) y luego añade en español: Adiós y empieza a cantar su clásica despedida: No puedo evitar enamorarme. Se retira entre alaridos de su público. Se ve sonriente, pero muy, muy agotado. Levanta los brazos. Deja el escenario. Se lo lleva un cadillac gris.

Una voz anuncia por el micrófono: "Señoras y señores, Elvis dejó el edificio."


(*) Fragmento del libro del autor Elvis en El Bosque. Psicografía de Elvis Presley. México, Punto de Lectura, 2005. 215 p. (Col. Punto de lectura, 268) Reproducido con permiso de la editorial.



Portada | Iberoamérica | Internacional | Derechos Humanos | Cultura | Ecología | Economía | Sociedad Ciencia y tecnología | Diálogos | Especiales | Álbum | Cartas | Directorio | Redacción | Proyecto